Categoría: apoyo social

Cine Migrante: homenaje a Juan Pablo

Tres, el desprendimiento.
Se gravita con camino propio.

Tercera edición de CineMigrante.

CineMigrante llega al tres. De esa unidad en dos, el tres se suelta
se desprende de lo dual para ser con camino propio
se aprende a confiar en lo fecundo
En cada movimiento de gravitación propia entonces tomará cuerpo la decisión
Se saldrá al alba por lo difícil dejar la tierra en sol y la noche será entonces quien nos acompañe.
O se iniciará en plena luz
Todo espacio tendrá sentido y existencia
Comienza entonces la identidad

Y me detengo en dos sentidos, el desprendimiento y la identidad.

Comienzo por la identidad.
Las particularidades de esta 3° Edición del Festival Internacional CineMigrante principalmente se resumen en que la experiencia cultural ya tiene un camino recorrido tanto como experiencia grupal como la experiencia del público. Y entonces, las temáticas que recorre este edición implican ya poder dialogar acerca de los modos de construcción de la identidad, esos modos que por momentos quieren circunscribirse a la pertenencia a un Estado Nación, a una unidad geográfica arbitraria y que las historias que CineMigrante viene a mostrar revelan los límites de esa construcción política cultural, buscando la definición identitaria en el encuentro con lo diverso de un ‘otro’.

Este año CineMigrante comienza explorando entonces los modos de construcción identitaria. Historias de personas que al ingresar a un nuevo país para poder integrarse debe modificar sus apariencias, o bien sus creencias o bien sus relatos de vida pasada y en esos cambios comienzan a poner en discusión su identidad pasada o bien la imposición cultural les implica una modificación de forma tal que no pueden volver a reconocerse con una identidad cultural propia.
Sigue leyendo

Anuncios

Manifiesto de Rereguarda en Moviment

Manifiesto de Rereguarda en Moviment en motivo de la muerte de Juan Pablo Torroija bajo custodia de la Policía Municipal de Girona.

[Versión Catalán original más abajo]
Juan Pablo Torroija: muerte bajo custodia policial

Juan Pablo Torroija fue privado de su libertad el 10 de julio en Girona por un supuesto intento de robo.
Después de tres horas en el calabozo de la Policía Municipal fue encontrado moribundo y trasladado al hospital Josep Trueta. Tres días más tarde muere solo en la cama del hospital, aun bajo custodia policial.
La autopsia apunta a una defunción por asfixia y supuestamente por suicidio. Esta autopsia presenta
graves irregularidades: el cuerpo descrito es el de un hombre de 76 años, sin cicatrices, ni tatuajes, ni piercings. Juan Pablo tenía 41 años, tatuajes, piercings y una gran cicatriz en el brazo.
Juan Pablo iba debidamente identificado. Su móvil fue requisado por los agentes y no hubiera sido difícil contactar con sus padres en Argentina o con la madre de su hija en Mallorca. Pese a esto, en el informe médico consta que Juan Pablo no tenía familia. El Artículo 37 de la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares obliga a las autoridades correspondientes a notificar al Consulado del país de origen la defunción de una persona, pero ni la policía, ni el hospital, ni el poder judicial lo hicieron. Lo que si hizo Carles Puigdemont, alcalde de Girona, fue llamar a todos los grupos parlamentarios un día antes de que la noticia saliera en los diarios, pidiendo discreción ante un simple caso de suicidio. La familia no sabrá nada del incidente hasta el día 28 de julio, dos semanas después de la muerte de Juan Pablo.
La falta de información sobre la detención, el hecho de que los únicos testimonios sean los propios agentes, y las graves negligencias cometidas por la policía, el hospital y el juzgado, han llevado a la familia a sospechar que Juan Pablo puede haber sido asesinado, que su suicidio puede haber sido inducido, o que puede haber sido torturado física o psicológicamente. El jefe de la Policía Municipal de Girona, Josep Palouzié, escribe en un artículo de opinión del diario El Punt Avui, que estas acusaciones por parte de la familia “superan todas las lineas rojas”, ya que serían propias de “sistemas autoritarios en que los derechos humanos y las libertades públicas no están garantizadas”. Sospechar que Juan Pablo fue víctima de maltratos en dependencias policiales es razonable considerando los casos de torturas por parte de los Mossos d’Esquadra y de las policías locales catalanas en los últimos años. Esto es demostrable no sólo en las hemerotecas de nuestro país, sino en diversos informes de Organizaciones Internacionales de Derechos Humanos . En lo que va de año ya son 12 los ciudadanos que han muerto bajo custodia policial en el Estado Español, el doble que el año pasado.
El 4 de agosto, y para acabar con la polémica que envuelve el caso de Juan Pablo, la policía de Girona filtra a la prensa un vídeo que supuestamente convierte en irrefutable la tesis del suicidio: El Diari de Girona i El Punt Avui explican como el vídeo muestra los 19 minutos que pasan desde que el detenido se cuelga con su camisa de los barrotes de la puerta de su celda, hasta que la policía entra a socorrerlo . A pesar de que ni los familiares ni los abogados tuvieron acceso al vídeo, la jueza, Gemma Garces Sesé, del juzgado de instrucción nº4 de Girona, determina que es prueba suficiente, -junto con la autopsia- de la versión policial de los hechos. El 2 de agosto se cierra el caso con una rapidez administrativa poco frecuente, teniendo en cuenta los graves interrogantes que se desprenden:
• Primero: ¿Cómo puede servir de prueba a la jueza un vídeo filtrado a la prensa y narrado con todo detalle en los diarios pero que no ha sido puesto a disposición de la familia ni de los abogados? Y que según el diario el Punt-Avui no documenta el momento del ahorcamiento de Juan Pablo, ya que tiene lugar en un punto que la cámara no puede captar?
• Segundo: En el caso de que se tratase efectivamente de un suicidio, o por lo menos, una voluntad por parte de Juan Pablo de llamar la atención, de manifestarse o de querer ser conducido a un hospital; ¿Porqué los policías dejan pasar 20 minutos hasta reaccionar?
• Tercero: ¿Cómo se explica que ni la policía, ni el hospital ni el juzgado avisen a la familia o al consulado argentino, dejando morir sólo a Juan Pablo en el hospital?
• Cuarto: ¿Cómo puede ser que la interlocutoria de archivo de la jueza dé por válida una autopsia que hace referencia a un cuerpo que no es el de Juan Pablo?
• Quinto: ¿Porqué el juzgado de instrucción cierra en tan poco tiempo un caso tan controvertido, después de que la familia haya tenido que esperar más de 15 días para ser notificada de la muerte?
• Sexto: ¿Porqué se pone en marcha desde Girona una agresiva campaña mediática que hace uso de información confidencial con el claro objetivo de construir un relato y un perfil interesado del difunto a base de especulaciones? ¿Porqué, en cambio, se enaltece en varios artículos el papel supuestamente ejemplar y heroico de unos policías que dejaron agonizar a una persona durante 20 minutos? ¿Porqué nuestra prensa, en lugar de hacer periodismo de investigación independiente, se limita a reproducir una y otra vez la versión de las partes interesadas: Policía Municipal y responsables políticos?
• Séptimo: ¿Porqué Carles Puigdemont, alcalde de Girona de CiU, se preocupa en llamar a todos los representantes de los grupos parlamentarios de la ciudad pidiendo discreción sobre el caso pero no se molesta en llamar ni al consulado ni a los familiares que aparecen en el móvil requisado de Juan Pablo?
• Finalmente: ¿Cómo es posible que Josep Palouzié, jefe de la Policía Municipal de Girona, muestre tan poca humanidad como para escribir un artículo de opinión en un diario, con el único objetivo de enterrar una polémica más que justificada, que deja graves incógnitas? ¿Cómo se puede poner sobre la mesa el malestar que -según dice- se ha vivido desde la Policía Municipal por culpa de las falsas acusaciones venidas desde Argentina?¿Cómo pueden obviarse una negligencias más que demostradas mientras habla de heroicidad y ejemplaridad? ¿Cómo se pueden tener tan pocos escrúpulos pidiendo a la familia Torroija que se tranquilice una vez haya acabado esta pesadilla?
La pesadilla no ha hecho más que empezar, la de una familia que ve, impotente, como se cierra un caso sin opción a que se sepa la verdad; la pesadilla de una hija que no verá más a su padre, y que ni siquiera pudo visitarle en el hospital antes de morir; pero sobre todo, la pesadilla de una ciudad en plena deriva represiva que alinea intendentes, periodistas, jueces y alcaldes y que convierte a unos cuerpos policiales incuestionables en jueces y ejecutores de una ‘civilidad’ que excluye, multa, persigue y retira a todos aquellos elementos sociales no deseados. Estamos ante una crisis de legitimidad de nuestro Estado de Derecho y de una grave violación de las libertades democráticas por las que hemos luchado durante más de 40 años de fascismo.
Exigimos la reobertura inmediata del caso de Juan Pablo Torroija, muerto bajo responsabilidad del Estado,para dar respuesta a todos los interrogantes que se han planteado.
Barcelona, 9 de agosto de 2012

Rereguarda en Moviment; Grupo de Apoyo a la CTA-Barcelona, Federación de la Casa de la Solidaridad (CEDHA, Casa Nicaragua, As. Brigadistas de Nicaragua, Raices Solidarias, Grupo de Apoyo a la CTA Barcelona, Cooxino, Moviment de Brigadistes, IPO, Retruco, CASAL, Cayapa, AAPG-Guatemala); Plataforma Argentina Contra la Impunidad.

Sigue leyendo

Carta abierta a Artur Mas de la Coordinadora de Entidades Argentinas en España, C.E.A.E.E.

La Coordinadora de Entidades Argentinas en España,C.E.A.E.E entidad que reune 56 Asociaciones argentinas en todo el territorio español,consternada por los inverosímiles acontecimientos que nos ocupan,hace llegar  a la familia, amigos y allegados de Juan Pablo, su solidaridad y apoyo para lo que crean pertinente y al mismo tiempo pone en vuestro conocimiento la carta abierta que nuestra institución enviara el Sr. Artur Mas, Presidente de la Generalitat de Catalunya

Sr. President de la Generalitat de Catalunya
Señor Artur Mas

La reciente muerte de un ciudadano argentino residente en Catalunya en circunstancias que permiten suponer el incumplimiento de las leyes y de los protocolos que la fuerza pública y las autoridades de la Generalitat  de Catalunya deben aplicar,  hace que nos dirijamos a Usted solicitando su pleno compromiso en el esclarecimiento de las circunstancias que produjeron el fallecimiento que mencionamos.
Se trata del deceso del ciudadano argentino Juan Pablo Torroija, de 41 años de edad, cuya trágica desaparición producida en la ciudad de Girona, luego de ser detenido y encerrado en dependencias policiales, no fue comunicada a sus familiares ni al Consulado General de la República Argentina en Barcelona y ya ha implicado la intervención de dos juzgados de esta ciudad.
Estas circunstancias,  que han tenido amplio eco en los medios periodísticos argentinos, en la propia comunidad argentina de España y en particular de los residentes en Catalunya, reflejan nuestra preocupación por la intervención de la fuerzas de seguridad catalanas que reiteraría de este modo los conocidos e infortunados precedentes que han conmovido y alarmado a la ciudadanía catalana y a sus organizaciones sociales.
Es reconocida, nacional e internacionalmente, la responsabilidad del Estado, en sus diversos estamentos, de velar por la salud e integridad física de una persona que se halla a su disposición. Poco se sabe de las circunstancias de la muerte del ciudadano argentino, pues todo ha sido silenciado.
Tenemos la seguridad de que su gobierno investigará los hechos  llevando a los ciudadanos catalanes, miembros de la comunidad argentina,  la tranquilidad de la que actualmente carecen.
Quedamos a la espera de vuestra respuesta y hacemos propicia la oportunidad para saludar al Señor Presidente con nuestra más distinguida consideración.

Dr. José Luis Moreno Báez
Coordinador Director
C.E.A.E.E
620-882788

Solidaridad de FEDEAR

Madrid, 31 de julio de 2012

Fedear exige a las autoridades españolas que se esclarezca la muerte del
ciudadano argentino Juan Pablo Torroija tras su paso por una dependencia
policial de Girona.
Fedear pide a la representación diplomática argentina en España que lleve a
cabo gestiones a efectos de conocer las causas y circunstancias de la muerte de
Juan Pablo Torroija y que mantenga informado al colectivo de asociaciones de
argentinos en España de las actuaciones realizadas al respecto.
El pasado sábado 28 de julio de 2012 la familia de Juan Pablo Torroija, de
nacionalidad argentina y residente en España, recibió de manera informal la noticia de
su muerte. El deceso, según la presentación realizada por la familia a autoridades
argentinas del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, “ocurrió tras su detención y
posterior ‘golpiza’ realizada por policía municipal o bien los Mossos d’Esquadra de la
ciudad de Girona, España”.
Juan Pablo Torroija era argentino, padre de dos hijos, vivía hace 8 años en
España, y los tres últimos años en situación de Okupa en Barcelona.
Según su familia, Juan Pablo “es detenido el 10 u 11 de julio por la noche por la
policía o bien por los Mossos d’Squadra en la calles de Girona, no sabemos bien por
qué”. “Es golpeado salvajemente y llevado a una comisaría de esa ciudad, ingresando
el 11 de Julio a la Guardia del Hospital de Trueta, en un estado de extrema gravedad.
Según declaraciones de la policía, Juan Pablo se había intentado ahorcar en sus
dependencias”.
La policía nunca informó de su detención ni de su internación a ningún familiar
ni a los teléfonos que figuran como su domicilio legal en España, por lo que Juan
Pablo permaneció 4 días sólo en estado de extrema gravedad.
La única persona que logró informarse de lo sucedido es Ramón (quien por
razones de seguridad no quiere que demos a conocer su verdadero nombre), reciente
amigo de Juan Pablo, a través de un joven italiano que se presenta en su casa y con
pocas palabras en español describe lo sucedido a Juan Pablo en la detención. Es
Ramón quien inmediatamente se presenta en la Comisaría de Vista Alegre (Girona) en
donde le informan que Juan Pablo Torroija estaba internado en la sala de cuidados
intensivos del Hospital Trueta por un supuesto intento de suicidio (ahorque) en el
calabozo de la comisaría.

De la única persona que tenemos hoy alguna información sobre el estado de
Juan Pablo en el Hospital es de Ramón. Juan Pablo se encontraba golpeado de
manera brutal en su cabeza, en sus costillas del lado izquierdo, en ambos brazos, en
sus piernas y con todo su cuello marcado, como por trauma. Todos estos lugares
golpeados, estaban cubiertos con cinta blanca a manera de disimular las lesiones. Al
acercarse Ramón a los médicos del Hospital Trueta, a donde estaba en terapia
intensiva Juan Pablo, ningún médico quiso darle explicaciones sobre lo sucedido, tan
sólo le dijeron que tenía daños irreversibles por asfixia y que creían que no iba a
sobrevivir. Juan Pablo muere un día después (14 de Julio de 2012), solo. Su cuerpo es
trasladado a la funeraria Mémora, puesto a disposición del Juzgado N° 1 de Girona.

Según la misma fuente “Ni su familia ni el Consulado Argentino con
representación en España fueron anunciados de su detención ni de su posterior
fallecimiento. Y recién 14 días después, gracias a un amigo de Juan Pablo que se
traslada a Girona, nos hemos enterado de su muerte y de las condiciones bajo las
cuales ésta ha sucedido”.

Es por ello, que hacemos la siguiente presentación, con el consecuente dolor
que implica como familia recibir esta tremenda noticia pero entendiendo que los
hechos sucedidos son extremadamente graves en materia de derechos humanos.

El documento al que ha tenido acceso FEDEAR indica que “La serie de
irregularidades en el proceso de detención y posterior fallecimiento de Juan Pablo, la
falta de comunicación por parte de las autoridades judiciales de los hechos, las
declaraciones propias de los compañeros de Juan Pablo quienes denuncian una
situación de persecución, asedio, detención y tortura en dependencias policiales, así
como los innumerables casos de fallecimiento de jóvenes (y especialmente migrantes)
en situación de detención en dependencias de policiales en España, hacen que lo
sucedido a Juan Pablo sea un caso de extrema gravedad porque no sólo se han
violado todos los derechos de Juan Pablo, de su familia sino del Estado Argentino
como última representación”.
Por todo ello, la Red de Asociaciones Argentinas en España y Europa
(FEDEAR) exige a las autoridades españolas que se esclarezca la muerte del
ciudadano argentino Juan Pablo Torroija tras su paso por una dependencia policial de
Girona. Asimismo, Fedear pide a la representación diplomática argentina en España
que lleve a cabo gestiones a efectos de conocer las causas y circunstancias de la
muerte de Juan Pablo Torroija y que mantenga informado al colectivo de asociaciones
de argentinos en España de las actuaciones realizadas al respecto.
Matías Ezequiel Garrido – Secretaria de Derechos Humanos de Fedear
Más info: http://www.fedear.org / cd@fedear.org